Dieta mediterránea mejora salud cardiovascular

Dieta mediterránea mejora salud cardiovascular

Dieta mediterránea mejora salud cardiovascular

Un régimen restringido en calorías complementado con aceite de oliva o frutos secos se asocia con un menor riesgo de infarto de miocardio o ACV en un período de 5 años.

Los estudios observacionales de cohorte y un ensayo de prevención secundaria han mostrado asociaciones inversas entre la adherencia a la dieta mediterránea (DM) y el riesgo cardiovascular.

En un ensayo multicéntrico en España, Ramón Estruch y colegas de la Universidad de Navarra, asignaron a 7.447 participantes (55 a 80 años de edad, 57% mujeres) -que estaban en alto riesgo, pero sin enfermedad cardiovascular al momento de la inscripción- a uno de tres regímenes: una DM complementada con aceite de oliva extra virgen, una DM más frutos secos mixtos o una dieta control (consejos para reducir la ingesta de grasa). Los participantes recibieron sesiones educativas trimestrales y, dependiendo de la asignación del grupo, la provisión gratuita de aceite de oliva, frutos secos mixtos o pequeños regalos no alimentarios. El punto final primario fue un evento cardiovascular importante (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte por causas cardiovasculares).

El punto final primario ocurrió en 288 participantes. Hubo 96 eventos en el grupo asignado a DM con aceite de oliva (3,8%), 83 en el grupo asignado a una DM con frutos secos (3,4%) y 109 en el grupo control (4,4%). En el análisis por intención de tratar que incluyó a todos los participantes y ajustó las características iniciales y las puntuaciones de propensión, el cociente de riesgo fue de 0,69 (IC del 95%: 0,53 a 0,91) para el régimen + aceite de oliva y de 0,72 (IC del 95%: 0,54 a 0,95) para la DM con frutos secos, en comparación con la dieta control. Los resultados fueron similares después de la omisión de 1.588 participantes de quienes se sospechaba o sabía que se habían desviado del protocolo.

En suma, este estudio que involucró a personas con alto riesgo cardiovascular, la incidencia de eventos mayores fue menor entre aquellos asignados a una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva o frutos secos que entre aquellos asignados a una alimentación reducida en grasas.


Agregar Nuevo Comentario0